* Hipnosis Regresiva.




Regresión significa revivir un momento de nuestro pasado. Revivir no es lo mismo que recordar. Cuando recordamos algo lo hacemos con el intelecto, en cambio para revivirlo, utilizamos todos los aspectos de nuestro ser.
¿Cómo funciona la hipnosis regresiva?
Cuando revivimos una situación del pasado lo hacemos con los pensamientos que se originaron en ese momento, acompañados de las emociones y las reacciones físicas que experimentamos entonces. En la terapia regresiva comprenderemos cómo quedó archivada en nuestro ser la experiencia que nos causa malestar en la actualidad. Esto
ayudará a que podamos entender cómo ese recuerdo nos sigue condicionando o bloqueando en nuestra vida.
La profundidad de esta terapia nos permite cerrar lo inconcluso, aligerar nuestra carga emocional para cada día estar mejor, más plenos.
Conceptos erróneos sobre la hipnosis
  •  La persona pierde la conciencia y no tiene recuerdos de la experiencia.
No existe en ningún momento pérdida de lucidez, ya que el objetivo de la terapia durante la regresión es que el paciente se haga totalmente consciente de las causas que disparan su problema.
  •  La persona queda a merced y voluntad del terapeuta por lo que puede ser manipulado.
El Paciente está consciente en todo momento y tiene el control la experiencia.
Por tanto, es evidente que no va a decir, ni hacer nada que no desee o que esté en contra de sus principios o de su código moral.
  • Existe el peligro de no poder ser deshipnotizado.
Toda hipnosis es una auto-hipnosis. Es un acto que requiere de la propia voluntad y colaboración del paciente, tanto para entrar como para salir de ese estado.
PIDE CITA: Nuria García 616 546 793.
                  nuria@sendasana.org